sábado, 24 de marzo de 2012

Idiomas raros

Te espero allí. En el lugar donde se cruzan nuestras miradas. ¿No sabes dónde? Dame la mano. Prometo que no voy a dejar que te pierdas. Transformaré letras sueltas en palabras. Palabras en frases que te dejen sin aliento. Quizás no las entiendas. Puede que yo tampoco lo haga. Me siento como En la mujer mayúscula y el mar de Zahara. Bueno, en lugar de cantar, yo escribo siempre en idiomas raros. Además me aseguraré que no llevemos equipaje. No voy dejar un hueco al miedo y a la inseguridad. Comprendería que no me creyeras. Sin embargo tus ojos me dicen que lo estás haciendo. En este momento estoy temblando. No, no me conoces. Es mejor que no lo hagas.

3 comentarios:

  1. Lo más acertado de toda la entrada me parece tachar la frase final. ¿Mejor no conocerte? Nunca. Jamás.

    ResponderEliminar
  2. Pero qué importa escribir en idiomas raros y no llevar equipaje, si hay algún lugar así, donde no temblemos y nos podamos equilibrar(y tampoco importa mucho que no nos terminemos de conocer, eso nunca pasa)

    ResponderEliminar
  3. Estoy sin aliento. Como esas frases de las que hablabas al principio. Me encanta Zahara y me encanta la manera que has tenido de jugar con sus canciones. PRECIOSO. y ese "es mejor que no lo hagas" porque es lo que pensamos en en un primer momento pero en el fondo si queremos que nos conozcan.

    ResponderEliminar