viernes, 16 de marzo de 2012

Pasado y a la vez presente

Hacía demasiado que no escuchaba su voz. No recordaba la última vez que sus voces habían formado una única melodía. O bueno, sí, jamás olvidaría aquella vez. Temía que nunca volviera a escuchar su sonido. Deseaba dejar a un lado lo que era correcto. Permanecer a su lado aunque supiera lo destructiva que podía llegar a ser. Se había convertido en un ser despreciable. Un monstruo que amaba y odiaba a partes iguales. Aquello eran retazos de su pasado y ya de nada servía recordar. Estaba con el teléfono en la mano esperando la llamada. Su estomago se estremecía a la vez que avanzaban los segundos. El tiempo se había llevado los sentimientos. Ahora solo quedaban unos recuerdos que inundaban de vez en cuando sus pensamientos. Entonces sonó el teléfono y desapareció aquella distancia que se había instalado entre sus cuerpos. Y hasta que colgó el teléfono, por unos instantes, se permitió volver al pasado.

2 comentarios:

  1. Me alegro de que recuperases esa sensación :)

    ResponderEliminar
  2. Volver al pasado es como una arma de doble filo, puede ser lo mejor que recuerdes, o puede llevarte a algo sin retorno. Ese es el riesgo que tienes que tomar por volver atrás
    Besos
    Sonrie

    ResponderEliminar