sábado, 10 de marzo de 2012

Sentigrafía

Ojala existiera una prueba complementaria capaz de describir las partes subjetivas de nuestro organismo. Cuando nos rompemos un hueso es fácil localizar el núcleo del error. Basta con hacer una radiografía que nos muestre aquello que no podemos ver a simple vista. Una vez que está en nuestras manos podemos decir donde se encuentra la fractura e incluso hablar de su forma. En cambio cuando hablamos de sentimientos la cosa se complica. No hay un aparato que consiga transformar nuestros sentimientos en imágenes o palabras. Al menos yo nunca he confiado en esos test de revistas que intentan explicar tus sentimientos y el de todas las personas de tu alrededor. Quizás por ese motivo es tan difícil descifrar nuestros propios sentimientos. La mayoría de veces ni nosotros mismos los entendemos.

4 comentarios:

  1. Hm, qué razón. Pero a veces es casi peor cuando sabes el por qué jaja, besos.
    Bonito blog!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que vuelvas a bloggear. Espero que no lo abandones y todas esas cosas que se suelen decir.
    Menuda carta a todas tus catástrofes que acabas de escribir. Y yo, más que una prueba, querría que existieran escayolas para el corazón.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco creo que ningun test pueda explicar o "deducir" que hay adentro nuestro, es un universo tan amplio... Pero yo querría una radiografía, algo que explique todo lo que hay ahí y con solo arregarlo ya esté todo bien.

    ResponderEliminar
  4. Los sentimientos son tan subjetivos que cada persona siente de diferente forma, de diferente intensidad. Creo que no hay nadie que sienta al igual que nosotros, puede ser que me equivoque, pero por ahora nadie me ha demostrado lo contrario. Así que esos tests para mi son un timo.

    Una entrada muy buena, y con la cual comparto ideas.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar